Precio:
u$s 14.959



COMPRAR

Ficha Técnica

V7 Stone

LA TERCERA GENERACIÓN PARA CELEBRAR LOS CINCUENTA AÑOS DE V7

Para celebrar los cincuenta años del nacimiento del primer modelo, Moto Guzzi introduce en el mercado la V7 lll. La tercera generación de una Moto Guzzi conocida universalmente y la más querida, que se renueva por completo; cada particularidad se ha tenido en cuenta para conseguir la máxima satisfacción de sus propietarios en la conducción, pero manteniendo inalterable su originalidad y la autenticidad de este ícono italiano de la moto.
V7 es uno de los modelos más célebres y conocidos de Moto Guzzi. Su fama mundial se debe en gran medida a la capacidad de mantenerse fiel a las expectativas y reputación de un mercado legendario como es el de Moto Guzzi. Desde 1967, año en el que comenzó la venta en Italia de las primeras unidades, la V7 se ha convertido en la fortaleza de la gama y en la representante por excelencia de la moto italiana, distinta en concepto y diseño pero capaz de recoger todos los elogios de un público realmente heterogéneo..

Más placer de conducción

Aunque la potencia máxima se ha aumentado un diez por ciento, gracias a la introducción del nuevo motor, el aumento de las prestaciones no ha sido el objetivo principal a la hora de realizar una amplia renovación de la V7. La tercera generación de la "siete y medio" de Mandello quiere seguir siendo una moto para el acceso al mundo Moto Guzzi, fácil de conducir, de dimensiones y peso de los más contenidos de su categoría, pero con un carácter fuerte y auténtico, típico de todas las Moto Guzzi en gran medida debido a la utilización de su bicilíndrico transversal en V, una configuración única en el mundo. El principal objetivo que se sigue para la evolución de la moto siempre parte del estilo, su dotación de serie y el comportamiento en carretera, los verdaderos aspectos que influyen en el placer de conducir y poseer una V7.
La V7 lll mantiene intacta su personalidad en cuanto a estilo, caracterizada por un diseño que funde las formas inspiradas en la historia de Moto Guzzi con las exigencias de la moto contemporánea. La primera impresión, no obstante, es la de una moto más madura y robusta, sensaciones debidas, principalmente, a la presencia de los colectores de escape de doble tubo y de las culatas de unas dimensiones mayores. En realidad, salvo por estas dos particularidades, los volúmenes continúan siendo idénticos a los de versiones anteriores, confirmando que la V7 lll es una de las motos más clásicas, accesibles y aerodinámicas. No ha cambiado el depósito metálico, con una excelente capacidad de 21 litros y estilo inconfundible, como siempre inspirado en la magnífica V7 Sport de 1971. El tapón de llenado, en aluminio, tiene ahora tornillos y, como en modelos anteriores, incluye cerradura.

Carácter y sonidos únicos

Existen muchos motores bicilíndricos en el mundo con muy buenas prestaciones, pero sólo uno en V transversal, el Twin de Moto Guzzi, nacido en 1967 de la genial intuición del ingeniero Giulio Cesare Carcano y caracterizado por su particular configuración de los cilindros, integrándolos plenamente en el diseño de la moto, como una auténtica escultura metálica de arte contemporáneo. La versión "small block" llega a su tercera evolución y se presenta completamente renovada respecto a la anterior edición de la V7 ll. La última evolución se ha realizado con el claro objetivo de elevar al máximo el placer de conducción y de diversión en carretera, además de garantizar los mayores niveles de prestaciones y fiabilidad.
Con un cárter de aluminio endurecido en sus puntos neurálgicos adopta un nuevo sumidero de aceite y un árbol de levas calculado en sus inercias para lograr mayor vivacidad y un más apropiado freno motor. El sistema de lubrificación instalado en el cárter se ha estudiado para disponer de un mejor reparto del calor para reducir las pérdidas de potencia ya sea en lo que a las prestaciones se refiere o a la reducción del consumo de carburante. Además, dispone de un sistema de ventilación que reduce la pérdida de potencia debida al bombeo en el interior de la cámara del cigüeñal, con una bomba de aceite con mínimo flujo para absorber el mínimo de energía. El conducto de aspiración de la bomba de aceite es nuevo, además de la válvula by-pass que introduce chorros de aceite para refrigerar el pistón, dotado con una válvula de control y gestión del flujo. Es nueva la tapa del alternador, que ahora integra la salida de los gases de escape.